Usuarioseps.info - Consulta Virtual Casos

Negligencia Medica - Mala practica Medica

Negligencia Administrativa - Paseos de la Muerte

Buscar

Login Form

Quien está en linea?

Hay 13 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

6943753
Today
This Week
This Month
All days
115
931
3350
6943753
Your IP: 54.224.4.231

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Los pecados de Christus Health, los socios gringos de Coomeva.

Este gigante de la salud ha sido sancionado por malas prácticas en EE.UU. y se espera no contagien Coomeva, la tercera EPS más grande de Colombia

Por: Juan José Jaramillo | Marzo 13, 2017

 

Lucy Restrepo, una señora de 78 años con un nivel de azúcar que oscilaba entre 220 y 680 y una osteoporosis crónica, se cayó el 31 de diciembre y se fracturó en dos partes el brazo derecho. Estaba en Armenia y eran las 7 y media de la noche. Estaba afiliada a la EPS de Coomeva, y estuvo esperando de 8 y media hasta las 12 de la noche en la sala de espera del Hospital de Zona. El médico de urgencias dio la orden de hospitalización, pero el hospital no la pudo aceptar porque Coomeva niega la petición.  Solo cuando uno de los hijos de Lucy, que era un alto funcionario en la gobernación, llamó al Secretario de Salud del departamento, César Augusto Rincón,  este ordenó directamente al hospital a que la recibieran.

Lucy tenía alzheimer, diabetes y demencia senil. 21 días después murió de un paro cardiaco. La familia entera, después del entierro, decidió renunciar a todos los productos a los que estaban afiliados en Coomeva, que van mucho más allá de la salud: servicios financieros, propuestas inmobiliarias, paquetes turísticos, servicios de hotelería, fondo para la vejez, crédito de libre inversión. Un portafolio tan amplio que parecería ser la génesis de sus problemas, y que deja la prestación de los servicios de salud, para la que fue creada en 1964 como iniciativa de un grupo de médicos en Cali, como solo un servicio más.

Coomeva venía arrastrando pérdidas importantes. En el 2014 superaron los $194 mil millones y en el 2015, aunque disminuyeron, alcanzaron los $51 mil millones de pesos. Los  directivos entendieron que su única salida frente a las distintos campanazos de la Superitendencia de salud, y la amenaza de poder terminar corriendo la misma suerte de Saludcoop y Cafesalud, era buscar un inversionista extranjero. En diciembre del 2015 se anunció que el grupo Coomeva estaba organizando una alianza con la corporación Christus Health, que tiene sede principal en Texas, Estados Unidos. Esta compañía está registrada como una organización sin ánimo de lucro, cuya misión es “extender el ministerio de salud de Jesús”.

Coomeva vendió el 50% de una de sus empresas, Sinergía Salud, por USD 50 millones. También vendió el 10% de la medicina prepagada – con posibilidades de extender hasta el 45% – y el 7% de la EPS. En total fueron $141 mil millones que le inyectó le corporación norteamericana. La operación fue supervisada y anunciada en Cali por los miembros de la junta de Coomeva, en cabeza de Alfredo Arana Velasco y acompañado de Luis Fernando Caicedo Fernández, Celestino Arango Cano, Juan Guillermo Restrepo Varela y Alfredo Eduardo Rincón Angulo, mientras que por Chirstus Health vino expresamente el presidente Ernie Sadau. Le ceremonia estuvo bendecida por Juan Carlos Cárdenas, obispo auxiliar de Cali con asistencia del Ministro de salud  Alejandro Gaviria.

Aunque la entrada de los $141 mil millones puede resultar un alivio financiero salvador para Coomeva, Christus Health arrastra cuestionamientos en Estados Unidos. En el 2014 fueron auditados por el Departamento de Salud y Servicios Humanos por la operación entre el 2010 y el 2012 que abría interrogantes. Se analizaron tres Hospitales de Christus Health, escogidos aleatoriamente, en los que analizaron 100 fichas de reembolso al sistema Medicare y se comprobó que de los USD 4,981,360 que recibieron del gobierno, USD 1,321,644  – 26% – eran sobrecostos ilegales al gobierno como las de recetar exámenes innecesarios, documentar   procedimientos sin haberse hecho y reportar tratamientos intrahospitalarios cuando se trataba de pacientes externos. La misma auditoria calcula que en total el sobrecosto de solo estos tres hospitales fue de más de USD 11 millones.

Un año después Ernie Sadau, presidente desde el 2011, le dirigió una carta al subcomité de salud del Comité de Veteranos de la Casa de Representantes, a quienes ofrecían servicios especiales de salud, pidiéndole celeridad a la hora de hacer los pagos por los tratamientos dados a los veteranos de guerra. En la misiva el presidente de Christus Health pedía al Congreso que presionara a Medicaid y a Mediacare para desembolsar prontamente los pagos reclamados por la corporación cristiana, a sabiendas que solo 1 año atrás habían sido descubiertos  con los sobre costos a las dos principales organizaciones de salud de los Estados Unidos.

Pero estos no son los únicos pecados de los nuevos socios de Coomeva. Ya en el 2003 habían tenido que conciliar por USD 1.36 millones de dólares porque tres filiales suyas (Christus Primary CareNet – Health Texas Medical Group y Solomon Anthony Clinic) habían desfalcado entre 1997 y 2000  a Medicare y Medicaid.

Christus Health es una gigante de la salud que está en el escalafón de las diez compañías más grandes de Estados Unidos con más de 60 hospitales y 115 puestos de salud. Nació en 1999 cuando dos fundaciones se fusionaron: el Sistema de Salud de las Hermanas de la Caridad y el Sistema de Salud de San Antonio Encarnado. Su piedra angular ha sido la prestación de servicios de terapias físicas, de las que han derivado casi todas su oferta de servicios, pioneros en la sistematización y digitalización de los procedimientos, ofreciendo todo tipo de consultas y trámites por Internet.

Su expansión hacia Latinoamérica comenzó en Mexico y siguió con  Chile, donde entraron, igual que a Colombia, mediante la modalidad de alianzas. En este momento tienen una alianza con la Pontifica Universidad de Chile; también le compraron a Colmena el 50% de la Clínica San Carlos de Apoquindo UC, de la que la universidad también es socia.

En la descripción central de la página sobre quiénes son, no aparece Colombia como un país donde presten servicios. Solo en dos páginas internas mencionan al país como sede de sus operaciones. Tampoco aparece en el folleto de presentación de la empresa.

El impacto de la llegada de Christus Health a Coomeva solo se conocerá en el balance del 2016 que se entregue en la próxima Asamblea. Muy seguramente habrá recuperación en las cifras pero se espera que las malas prácticas del pasado del nuevo socio no contaminen a la tercera EPS más grande de Colombia y que por el contrario la Cooperativa de médicos caleña, de donde resulta su nombre, recupere el rumbo trazado por sus fundadores hace 53 años.

 Certificación de AUDITORIA .......

Loading ...